Skip to main content

Viajar con tu bebé

Viajar con tu bebé puede ser una experiencia increíblemente gratificante para ambos. Te hará ver el mundo a través de sus ojos y compartirás su alegría cuando descubra algo nuevo.

Sin embargo, por muy divertido que pueda ser, viajar con un bebé no está exento de desafíos. Hemos preparado esta guía para ayudarte a tener un viaje más placentero.

Elige destinos aptos para toda la familia

Elige hoteles con instalaciones para niños o descuentos en hospedaje y comidas. Solicita una cuna segura.

Haz pequeñas excursiones para practicar

Haz una excursión de un día o de un fin de semana para ver cómo se adapta tu hijo. Si tu bebé tiene 6 meses o más, podéis mirar juntos fotos del lugar de destino y puedes hablarle de lo que haréis allí. Ten una actitud positiva sobre el viaje que has planeado y lo más probable es que la actitud del niño también sea positiva.

Tómate las cosas con calma

Tómate las cosas con calma. Demasiadas imágenes y sonidos podrían sobreestimular a tu bebé. Limita tu itinerario a una actividad al día. Será mucho más fácil hacer cambios en el último minuto para que todos estén felices.

Haz pausas

Si es un viaje en coche, limita el tiempo de conducción a entre 6 y 8 horas, y haz a una pausa cada dos horas para cambiar el pañal o para ir al baño y jugar. Termina el día temprano para que todos podáis desconectar después de un largo día en la carretera.

Lleva provisiones suficientes

Si tu bebé ha empezado a comer alimentos sólidos, lleva provisiones suficientes como tentempié. No pueden faltar agua, zumos y alimentos saludables no perecederos.

¡Lleva sorpresas!

Lleva sorpresas para que el viaje sea entretenido. Para bebés, no te olvides de objetos brillantes, juguetes musicales, juguetes sorpresa y sonajeros. Si tu pequeño ya no es un bebé, puedes llevar rompecabezas, muñecos coleccionables, papel y ceras, y cuentos grabados para que vaya escuchándolos.

Comprueba que la habitación del hotel es segura para el bebé

Pregunta en el hotel si pueden adaptar la habitación para que sea segura para el bebé, o hazlo tú misma. Inspecciona la habitación detenidamente. Lleva cinta adhesiva para fijar elementos sueltos y cubrir los enchufes.

Si vas en avión, reserva asiento para el bebé

Si tienen intención de viajar en avión, piensa en comprar un billete para el bebé para que vaya más seguro y confortable. Puedes llevar la silla del auto para acoplarla en el asiento del avión. Algunas compañías aéreas ofrecen descuentos para niños. Aliméntalo durante el despegue y el aterrizaje para ayudar a que se le destaponen los oídos y mantenle hidratado.

Comienza y termina temprano

Si el mejor momento para tu bebé es a primera hora del día, haz turismo por la mañana y reserva la tarde para relajaros. Trata de seguir la rutina de tu hijo.

Volver Arriba