Skip to main content

Guía de masaje para bebés de más de seis meses

Baby Massage Guide: Six Months Plus

En esta etapa tu bebé estará mucho más activo, retorciéndose, sentándose, gateando y tratando de ponerse en pie. Recuerda que es normal que un bebé activo se mueva mucho, así que puedes ser creativa con los masajes, trabajando cualquier parte del cuerpo. Ha llegado también el momento de introducir más diversión, como canciones, rimas y juegos, en la rutina del masaje. Adapta los movimientos de los masajes a esta etapa más activa de su desarrollo.

Los masajes ayudan a desarrollar su autoestima y su capacidad de relacionarse con otros, además de favorecer su coordinación y fortalecerle para cuando empiecea caminar.

Piernas

Piernas

Frotar las piernas en el masaje es una actividad divertida que ayuda al bebé a tomar mayor conciencia de su propio cuerpo. Cuando veas que al niño le gusta el movimiento, puedes repetirlo y cantarle una canción. Canta despacito para que el niño pueda acompañarte.

Frota la pierna con las manos, desde el muslo hasta el tobillo. Si el bebé tiene las piernas más largas, adapta el movimiento y ve de la rodilla al tobillo.


Espalda

Espalda

Si el bebé quiere permanecer sentado, puedes adaptar el masaje a esta posición. Esta postura le ayuda a prepararse para permanecer sentado sin ayuda y fortalece los músculos de la espalda. También puede convertirse en un hábito relajante antes de irse a la cama.

Baja desde el cuello hasta las nalgas, primero con una mano y luego con la otra. Es posible que el bebé quiera jugar con algún juguete mientras le das el masaje.


Movimientos suaves

Movimientos suaves

Los movimientos suaves son una serie de ejercicios sencillos que ayudan a que tu bebé desarrolle la coordinación, mantenga derecha la columna vertebral y mejore su flexibilidad. Podrás aprender más si acudes a una clase de masaje, pero a continuación te mostramos un ejemplo.


Cruzar-Cruzar-Cruzar-Abrir

Cruzar-Cruzar-Cruzar-Abrir

Cruza los brazos del bebé sobre su pecho tres veces, alternando el brazo que queda encima. Después estira con suavidad los brazos hacia los lados. El ritmo es el siguiente: cruzar-cruzar-cruzar-abrir. Repetir.

Termina el masaje dándole a tu bebé un beso y un abrazo.

Gracias a los masajes, puedes conocer mejor cómo se comunica tu bebé y te dará ideas para cuidarle durante sus primeros meses de vida. Juntos descubriréis lo que es mejor para ambos. Es importante que tengas en cuenta que el masaje es algo que haces con tu bebé y no algo que haces a tu bebé.

Los movimientos que hemos indicado para dar los mensajes se basan en MASAJE INFANTIL: guía práctica para el padre y la madre, de Vimala McClure, fundadora de la Asociación Internacional del Masaje Infantil.

Esta asociación es una organización sin ánimo de lucro y no apoya ningún producto.

Te recomendamos que aprendas de un experto en masajes a bebés para conseguir que tus masajes aporten todos sus efectos beneficiosos. Acudir a un grupo de masajes para bebés es una forma ideal de aprender a dar masajes a tu bebé de forma segura.

La Asociación Internacional del Masaje Infantil (IAIM) lleva enseñando más de 25 años a padres de todo el mundo. Si deseas más información, consulta www.iaim.net.

Crear un vínculo emocional a través de los masajes

Demuéstrale cuánto le quieres utilizando el primer lenguaje que capta tu bebé, el tacto

Volver Arriba