Skip to main content

Beneficios del tacto y los masajes

Benefits of Touch & Baby Massage

Dar masajes con regularidad a tu bebé es una forma de darle muchísimo más. Más tiempo para crear vínculos afectivos con él. Mayor estimulación de los sentidos. Un desarrollo más saludable.

Una de las experiencias más importantes para el desarrollo de tu bebé como un niño feliz es tu amoroso tacto. Los estudios revelan que el tacto, tanto del padre como de la madre, y los masajes regulares son esenciales para el crecimiento, la comunicación y el aprendizaje de los bebés.

El tacto: Nuestro primer lenguaje

En muchos sentidos, el tacto es nuestro primer lenguaje. Un contacto físico delicado y amoroso puede contribuir a que los recién nacidos crezcan más fuertes y menos ansiosos. Los bebés que se benefician de un contacto físico regular buscan también contacto visual un 50% más que los bebés a los que no miman con el tacto, y sus probabilidades de mostrar una expresión más feliz son tres veces mayores.

En muchos sentidos, el tacto es nuestro primer lenguaje. Un contacto físico delicado y amoroso puede contribuir a que los recién nacidos crezcan más fuertes y menos ansiosos. Los bebés que se benefician de un contacto físico regular buscan también contacto visual un 50% más que los bebés a los que no miman con el tacto, y sus probabilidades de mostrar una expresión más feliz son tres veces mayores.

Creación de lazos afectivos y otros beneficios de los masajes

Dar un masaje es una forma estupenda de fortalecer tus vínculos afectivos con el bebé. Es esencial para el desarrollo de los bebés. Muchos médicos e investigadores creen que un lazo afectivo entre la madre y su hijo forma la base de las relaciones futuras del niño.

Además de favorecer la creación de lazos afectivos entre tu bebé y tú, dar masajes de forma regular puede:

  • Tranquilizar a tu bebé y hacer que llore menos
  • Facilitar la digestión y aliviar los cólicos, los gases y el estreñimiento
  • Potenciar que tu hijo duerma más tiempo por la noche y más profundamente
  • Aliviar la congestión nasal y las molestias de la dentición
  • Mejorar el desarrollo del tono muscular, la coordinación y la flexibilidad
  • Mejorar la conciencia del propio cuerpo
  • Reforzar el sistema inmunitario
  • Mejorar la textura de la piel
  • Calmar y relajar tanto al bebé como a ti
  • Aumentar tu confianza a la hora de mover a tu bebé

Datos científicos interesantes sobre los bebés

Además del contacto piel con piel, los investigadores han observado que el tacto y los masajes diarios mejoran el rendimiento cognitivo y aumentan el nivel de alerta y atención en niños. Sin embargo, el Informe mundial de Johnson’s® sobre la hora del baño ha revelado que, en todo el mundo, solo el 23% de los padres cree que dar masajes puede ser importantísimo para el desarrollo cerebral de su hijo.

Tu tacto hace que tu bebé cree sus primeros vínculos emocionales. Este contacto será esencial para su desarrollo emocional e intelectual en etapas posteriores de la vida. Así que la próxima vez que des un masaje a tu bebé después del baño, recuerda que este acto de amor significa mucho para su desarrollo y puede tener un efecto positivo duradero

La historia de los masajes

  • La masoterapia es una de las formas más antiguas de tratamiento, habiéndose constatado su uso en China, la India y Egipto hace más de 2000 años
  • Hipócrates definió la medicina como «el arte de frotar» en el año 400 a.C.
  • La pérdida de importancia del masaje en la medicina occidental coincidió con la revolución farmacéutica en la década de 1940
Volver Arriba