Skip to main content
Search

Title

La piel del bebé

Cuando aplicas suavemente una loción a tu bebé, estás haciendo mucho más que proteger su piel. Tu tacto delicado y amoroso y el agradable perfume atrapan sus sentidos y os permiten crear un vínculo afectivo, favoreciendo que tu bebé crezca saludable y feliz.

La piel de tu bebé es una de las mejores armas que tiene para protegerse de gérmenes y bacterias, pero tiene que estar saludable.

Caring Callout

Si notas algo raro en la piel de tu bebé, no te alarmes. Los bebés suelen experimentar ciertas afecciones en su piel, que suelen revestir poca importancia y a menudo desaparecen por sí solas.

Caring Callout

El cordón umbilical de tu bebé se caerá más o menos una semana después de su llegada a casa. Hasta entonces, asegúrate de mantenerlo limpio y seco.

A medida que tu bebé crezca, explorará más el mundo que le rodea y eso quiere decir que se manchará más y que tendrás que lavarle más a menudo. La barrera de la piel es la primera línea de defensa de tu bebé frente al mundo exterior. Para mantenerla saludable, es importante que esté bien hidratada. Asegúrate de mantenerla hidratada para protegerla de la sequedad.

Mantén a tu bebé feliz, sano y limpísimo. Te explicamos cómo cuidar sus ojos, sus oídos, su naricita y sus uñitas.

Caring Callout

Cuando sacas a tu bebé a la calle le ayudas a explorar el mundo que le rodea, pero debes tener en cuenta que su piel es extremadamente sensible a los rayos solares UV.

A medida que tu bebé crezca le irán saliendo los dientes. Despierta el interés de tu bebé por el cuidado de los dientes e introdúcele en una rutina diaria de cepillado que sea saludable.

Volver Arriba