close

El sello TRIPLE BABY
PROTECTION

A lo largo de este recorrido, podrás conseguir los sellos de la Seguridad, la Suavidad y la Eficacia. Estos tres sellos te permitirán conseguir el sello TRIPLE BABY PROTECTION™ y compartirlo con tus amigos.

Seguridad

Nuestros productos solo contienen ingredientes que han superado rigurosos controles de seguridad.

Suavidad

Nuestros productos están desarrollados con fórmulas ultra suaves para evitar la irritación de la piel del bebé.

Eficacia

Nuestros productos favorecen el desarrollo sano de la piel del bebé, fortaleciendo y protegiendo su barrera cutánea.

« Volver a Tu bebé

Tu bebé de 0 a 3 meses

Información sobre el bebé de 0 a 3 meses

Los primeros meses de vida del bebé son un torbellino. ¡Todo cambia con la llegada de un nuevo miembro a la familia! Aquí hemos recogido los consejos y recomendaciones básicas que te vendrá bien saber desde el nacimiento hasta que el bebé cumpla 3 meses, como el cuidado del cordón umbilical, las vacunas, los juegos y cómo dormirle.

baby-center

El cuidado del cordón umbilical

En bebés de 0 a 3 meses tendrás que tener cuidado con el cordón umbilical

El cuidado del cordón umbilical requiere una atención concreta y especial durante las primeras semanas de vida del bebé. A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el cuidado del cordón umbilical de tu bebé.

Descargar PDF

¿Qué es el cordón umbilical y para qué sirve?

Durante el embarazo, el cordón umbilical une el abdomen de tu bebé con la placenta, que a su vez está conectada a la pared interna de tu útero. Por esta vía le pasas a tu bebé los alimentos y el oxígeno que necesita. Después del nacimiento, el cordón umbilical debe cortarse, pero no te preocupes porque a tu pequeño no le dolerá. Puede hacerse inmediatamente después del nacimiento o cuando el cordón deje de latir, sujetándolo con una pinza especial y cortándolo cerca del cuerpo del bebé. El muñon umbilical es el resto que queda pegado a la barriguita del niño después de este corte.

¿Cuánto tardará en caerse el resto del cordón umbilical?

El muñón umbilical se va secando poco a poco y se caerá entre 10 y 21 días después del nacimiento de tu bebé. Después, todavía le quedará una pequeña herida que podría tardar algunos días en cicatrizarse.

Antes era habitual ponerle al bebé una fajita cuando se le caía el cordón, o incluso una moneda que le apretara el ombligo para que no se le quedara hacia fuera. La verdad es que no te aconsejamos hacer nada de esto entre los cuidados del cordón umbilical: apretar el vientre del bebé podría causarle molestias estomacales y ponerle algo sobre el ombligo podría incluso causarle una infección.

¿Cómo tienes que cuidar el cordón umbilical de tu bebé?

Lo principal es mantener el cordón umbilical seco y limpio. Dobla la parte de arriba del pañal hacia abajo, para no tapar el ombligo y que el muñón quede expuesto al aire, sin contacto con la orina. Si al caerse el muñón umbilical notas un poco de sangre en el pañal, no te asustes, porque es normal. Mientras no se le caiga el muñón, evita dar baños en la bañera a tu bebé, es mejor que lo limpies con una esponja, sin sumergirlo en el agua.

Si hace calor, viste a tu bebé simplemente con un pañal y una camiseta suelta, para que el resto de cordón umbilical esté aireado y se seque más rápidamente. Es mejor evitar las camisetitas de una sola pieza (los llamados “bodies”) hasta que se le haya caído el muñón. Y nunca intentes quitárselo, aunque parezca que sólo está colgado de un hilillo.

A veces, una vez que el muñón umbilical se ha secado y caído, quedan algunos pedacitos de piel nudosa, que podrían desaparecer por sí solos o requerir tratamiento médico. Se llaman “granulomas umbilicales” y en ningún caso son un problema grave. Tampoco contienen terminaciones nerviosas, así que si finalmente hay que hacer algún tratamiento, a tu bebé no le dolerá.

Es posible que cuando se le caiga el cordón umbilical a tu bebé, notes que se le sale el ombligo hacia fuera si hace algún esfuerzo, como llorar o hacer caquita. En ese caso, podría tratarse de una hernia umbilical, que afecta al 20% de los recién nacidos, aproximadamente. La hernia umbilical suele ser inofensiva y lo habitual es que se cure por sí sola con el tiempo, pero para estar seguros, lo mejor es que consultes a tu pediatra.

¿Hay que limpiar el cordón umbilical con alcohol todos los días?

Dar alcohol con un algodón en el cuidado del cordón umbilical es una práctica tradicional, pero sus ventajas no están muy claras. Cuando nazca tu bebé, el médico o la matrona le aplicarán en la zona umbilical un antiséptico, que junto a la pinza y al corte del cordón, contribuye a prevenir una infección. Durante muchos años se ha recomendado que, una vez en casa, limpies la base del muñón umbilical con un pedacito de algodón o gasa mojado en alcohol, una o dos veces al día. Hay bastantes pediatras que aún siguen aconsejándolo, pero muchos otros piensan que es mejor dejar que el cordón se seque al natural.

La recomendación de esta práctica relativa al cuidado del cordón umbilical cambió a raíz de un estudio realizado por Hamilton Health Sciences Corporation en Ontario, Canadá. El estudio demostró que los cordones umbilicales que no recibían ningún tratamiento cicatrizaban en 8 días, mientras que los que eran rociados con alcohol tardaban 10 días en caerse. Eso sí, ninguno de los 1.800 recién nacidos que participaron en este estudio tuvieron infecciones en el ombligo, así que como ves, no es una elección crucial.

Otros expertos consideran que la aplicación del alcohol en el cuidado del cordón umbilical tiene sus ventajas, pero no para el bebé, sino para ti. Los restos del cordón umbilical huelen mal y tienen una textura pegajosa, algo que puede evitarse con el uso de alcohol. Además, la diferencia de uno o dos días en secarse tampoco parece muy importante.

Si no estás segura de qué método debes usar, te recomendamos como siempre que consultes a tu pediatra.

¿Cómo puedes saber si el cordón umbilical de tu bebé se ha infectado?

Acude al médico si observas alguno de los siguientes síntomas:

  • Tu bebé tiene fiebre o parece enfermo.
  • El ombligo y la zona que lo rodea están hinchados y rojos.
  • La base del muñón umbilical tiene pus.

Vacunas para bebés hasta 3 meses

Revisa las vacunas que tienes que poner a tu bebé de 0 a 3 meses¿Qué vacunas necesita tu bebé hasta los 3 meses? Hemos elaborado un calendario de vacunas de 0 a 3 meses para tu bebé, pero ten en cuenta que puede haber diferencias según el lugar en el que vivas. Tu pediatra te dirá cuáles son las vacunas que necesita tu bebé y en qué momento debes ponérselas. Recuerda que vacunar a tu hijo es esencial para protegerlo de enfermedades graves. Si tienes cualquier duda, consúltalo con personal médico especializado.

0-2 meses

La vacuna de la hepatitis B protege a tu bebé del virus de la hepatitis B, que puede dañar el hígado e incluso causar la muerte.

2 meses

Como verás a continuación, las vacunas para tu bebé antes de los 3 meses son de vital importancia:

La vacuna DTPa protege a tu bebé de la difteria, el tétanos y la tosferina.

La vacuna de la polio (VPI) protege contra la poliomelitis, que hace no tanto tiempo causaba parálisis, cojera y hasta la muerte de algunos niños.

La vacuna HiB protege a tu bebé contra la Haemophilus Influenzae tipo B, que puede derivar en meningitis, neumonía y epiglotitis (un bloqueo de la garganta).

La vacuna contra el meningococo C (MC) protege contra la enfermedad meningocócica, que suele producir meningitis e incluso, en algunos casos, la muerte.

La vacuna antineumocócica (Pn7V) protege contra la enfermedad neumocócica, que puede derivar en meningitis, neumonía y otitis.

La vacuna del rotavirus (ROTAV) protege contra el rotavirus, que es la causa más frecuente de gastroenteritis aguda (vómitos y diarrea). Esta vacuna se dispensa por vía oral, en vez de por inyección.

Juegos para bebés hasta 3 meses

Descubre los mejores juegos para tu bebé hasta 3 mesesLos juegos estimulan a tu bebé en su desarrollo y contribuyen a reforzar el vínculo afectivo entre vosotros. Además, ¡son muy divertidos para los dos! Por eso te recomendamos jugar con tu bebé desde el principio con estos juegos para bebés de 0 a 3 meses.

No olvides que cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente. Si ves que tu bebé no está listo para alguno de los juegos que te proponemos, no te preocupes, puedes volver a intentarlo después de unas semanas.

Muñecos para dedos

La visión del recién nacido se limita a un campo entre 20 y 40 cm de su carita, que es más o menos la distancia entre su cara y la tuya cuando le das de comer. Puedes explorar y desarrollar esta destreza visual de tu bebé con este juego de marionetas para los dedos.

¿Qué habilidades desarrolla tu bebé?

La vista y la interacción.

¿Qué necesitas para jugar?

Muñecos para dedos, se pueden comprar o hacer en casa (abajo te contamos cómo).

Para este juego con tu bebé de hasta 3 meses, colócale sentado o tumbado boca arriba. Ponte una marioneta en cada dedo índice y colócalas en su campo de visión. Tendrás que esperar un poco, porque el bebé tarda en enfocar. A continuación, háblale despacio y dobla el dedo con la marioneta mientras lo haces, como si fuera ella la que habla, y espera después de cada frase, como si tu bebé le contestara. Por último, las marionetas pueden desfilar, moviéndose hacia arriba y hacia abajo hasta salir del campo de visión de tu bebé.

¿Cómo hacer los muñecos?

Si te gustan las manualidades, puedes hacerlos tú misma. Necesitas un papel grueso, tipo cartulina, que tendrás que cortar en pequeños rectángulos. Haz con ellos cilindros del tamaño de las puntas de tus dedos, grapándolos o pegándolos con pegamento o con cinta adhesiva. Puedes dibujarles caritas de personas o animales con un rotulador. No te preocupes por los detalles, los bebés reaccionan mejor a los trazos sencillos.

¡Mira qué cara!

Tu bebé está preparado, por naturaleza, para fijarse en los rostros. Los estudios demuestran que los bebés identifican y recuerdan las caras mejor que los adultos. Además, un rostro les llama más la atención, y los atrae durante más tiempo, que cualquier otra forma. Por eso hay tantos juguetes para bebés que representan caras.

¿Qué habilidades desarrolla tu bebé?

La vista y el reconocimiento facial.

¿Qué necesitas para jugar?

Un espejo.

Para aprovechar el interés que muestran por las caras puedes jugar a este juego con tu bebé hasta los 3 meses. Consiste simplemente en que tú misma hagas algunas muecas graciosas. Ponte frente a él y asegúrate de que vuestros ojos están frente a frente.

Una vez colocada, empieza cambiando lentamente tu expresión. Puedes sacar la lengua, sonreír, poner una cara sorprendida… Repite las mismas expresiones varias veces, con pausas entre ellas, para ver si tu bebé te imita. El espejo te puede servir para mostrarle su propia expresión, a la vez que se la describes con palabras (“¡Cómo te ríes!”, “¡Qué contento estás!”).

Pimpón

Hacia los 3 meses, tu bebé empieza a asociar sonidos y acciones. Te proponemos un juego que aprovecha este reconocimiento auditivo y lo mucho que a los bebés les gustan las canciones.

¿Qué habilidades desarrolla tu bebé?

Verbales, asociación de palabras y acciones.

¿Qué necesitas para jugar?

Nada especial, sólo tú y tu bebé.

Este juego, ideal para bebés sobre los 3 meses, consiste en cantar a tu bebé la canción “Pimpón” e ir haciendo a la vez gestos que acompañen la letra de la canción (lavarse, peinarse, etc.). Hay distintas letras, esta es una de ellas: “Pimpón es un muñeco muy guapo de cartón. Se lava la carita con agua y con jabón. Se desenreda el pelo con peine de marfil. Y aunque no le gusta, ni llora ni hace así. Pimpón, dame la mano con un fuerte apretón, que quiero ser tu amigo, Pimpón, Pimpón, Pimpón. Y cuando las estrellas comienzan a salir, Pimpón se va a la cama, Pimpón se va a dormir” Ya verás cómo este juego entretiene tremendamente a tu bebé de 3 meses. También puede ser una buena forma de prepararlo para dormir la siesta.

La mariposa

Hacia los 3 meses, a tu bebé le empezará a interesar todo lo que se mueve a su alrededor, en especial cualquier tipo de bicho. En este juego te proponemos aprovechar esa fascinación por los animales y fingir ser mariposas los dos juntos.

¿Qué habilidades desarrolla tu bebé?

Verbales y motoras.

¿Qué necesitas para jugar?

Nada especial, sólo tú y tu bebé.

Siéntate en el suelo y coloca a tu bebé en tu regazo, de forma que no mire hacia ti sino hacia adelante. Inclina tu espalda y extiende los brazos, como si hicieras una especie de techo sobre tu bebé: eres la crisálida que lo envuelve. Anímalo a que se incline contigo. Después levanta gradualmente tus brazos hacia arriba mientras dices “Muy bien, oruga, estás saliendo de la crisálida, te estás convirtiendo en una mariposa”. Enderézate y estira con suavidad los bracitos de tu bebé hacia arriba también. Mueve sus brazos hacia los lados y luego hacia arriba y hacia abajo, y dile: “¡Estás volando! ¡Eres una mariposa!” Al jugar a este juego una y otra vez, tu bebé alrededor de los 3 meses aprende a mover sus brazos hacia arriba y hacia abajo solito.

Más adelante, cuando tu bebé empiece a andar, podrá gatear hasta tu regazo como la oruga que va a hacer un capullo, luego levantarse y “volar” como una mariposa, correteando y moviendo los brazos por la habitación o el jardín.

Dormir a tu bebé hasta 3 meses

Algunos trucos para dormir a tu bebé hasta los 3 meses¿Estás desesperada porque tu bebé no duerme? ¡Ánimo! Dormir a un bebé de 3 meses o menos suele convertirse en el mayor reto para muchas mamás. La verdad es que nadie puede controlar por completo la rutina de sueño de un recién nacido, pero sí que podemos darte algunos consejos para mejorar los hábitos de sueño de 0 a 3 meses.

  1. Distingue entre sueño y somnolencia. Si se queda dormido mientras come o haciendo cualquier otra actividad, acuéstalo en un moisés, cuna o carrito, para que asocie el sueño con un lugar apropiado para dormir. Si está despierto, interactúa con él.
  2. Separa día y noche. Es importante que tu bebé aprenda a distinguir la siesta y el sueño nocturno. Antes de acostarlo por la noche, establece una rutina para dormir, como darle un baño y un masaje y relajarte junto a él.
  3. Diferencia las siestas. Para que tu bebé aprenda a dormir bien hasta los 3 meses, es importante que entienda que el sueño del día es diferente (y más corto) al de la noche, es mejor que no se eche las siestas en su cuna habitual, sino que lo haga en otra habitación, en un moisés o carrito.
  4. Mantén silencio por la noche. De noche, puedes darle una toma sin que se despierte por completo. No hables ni enciendas la luz, mantén una atmósfera tranquila. Durante el día, por el contrario, aprovecha las comidas para cantarle, hablarle e interactuar con él.

También te puede interesar...

Discos de Lactancia

Siéntete segura y cómoda, con total discreción.

Suero Fisiológico

El mejor alivio para la congestión nasal de tu bebé.