Skip to main content

Actividades al aire libre con tu bebé

Outdoors With Your Baby

Explorad juntos la naturaleza en cada etapa del desarrollo de tu bebé durante su primer año de vida. Para tiempo fuera permite disfrutar del aire libre y un cambio de ritmo que calma y estimula los sentidos del bebé, favoreciendo su desarrollo saludable, y al mismo tiempo mejora tu estado de ánimo.

La edad del bebé: del nacimiento a los 3 meses

En esta etapa, la falta de sueño, los desequilibrios hormonales y satisfacer todas las necesidades de tu bebé pueden desencadenar en ti un torbellino de emociones. No te preocupes si te sientes un poco abrumada y sensible en los tres primeros meses de la maternidad. Al fin y al cabo, cada día es una experiencia de aprendizaje para ti y para tu bebé. Recuerda siempre que estás viviendo un momento de felicidad y cada día crearás lazos de amor con tu hijo.

Actividades al aire libre:

  • Reserva algo de tiempo para caminatas breves con tu bebé, al que llevarás en un cochecito o un portabebés. Aunque solo duren 10 minutos, notareis sus efectos beneficiosos.
  • El ejercicio y el aire libre son excelentes para tu salud tras el parto, que muchas veces pasa a un segundo plano ante las necesidades de tu bebé. Una mamá feliz significa un bebé feliz. ¿Por qué? Pues porque tu pequeño puede sentir si estás tensa o molesta.
  • Los bebés, sobre todo los recién nacidos, se calman con el ruido blanco, que se asemeja a lo que oían en el vientre materno. Afortunadamente, la naturaleza está repleta de estos ruidos, como el viento que mece los árboles, el murmullo de un arroyo o el ruido de la lluvia sobre el tejado.

La edad del bebé: de 3 a 6 meses

En esta etapa, el bebé empieza a sonreír, gorjear y balbucear, y también es capaz de ver más claramente las cosas a su alrededor. No suele gatear ni andar aún, pero sí que puede estirar el cuello para observar el fascinante mundo que le rodea.

Actividades al aire libre:

  • Señala los árboles, la hierba y las flores, repitiendo varias veces su nombre. Es posible que aún no pueda decir las palabras, pero está absorbiendo todo cuanto ve y oye.
  • Disfruta con su sonrisa y mira cómo abre los ojos de par en par con asombro. Tú harás lo mismo.

La edad del bebé: de 7 a 9 meses

En esta etapa, el bebé suele poder controlar ya los movimientos de su cabeza y puede sentarse sin ayuda. Es en este momento cuando los pequeños exploradores están ansiosos por moverse y los hay que hasta gatean ya. Entre tanto, las madres a menudo creen que ha llegado el momento de ocuparse de su salud haciendo ejercicio con más frecuencia.

Actividades al aire libre:

  • Compra carritos de bebé para correr, mochilas portabebés o carritos remolcables que puedas llevar en la parte trasera de la bici.
  • Cuando vayas a hacer ejercicio, asegúrate de que el bebé esté bien sujeto y empieza tu actividad.
  • Es posible que se quede dormido mientras ejercitas, lo que significa que estará descansado para jugar más tarde.

La edad del bebé: de 10 a 12 meses

En esta etapa, tu bebé está empezando a reconocer que las palabras se refieren a objetos específicos. Además, durante esta etapa el sentido de «permanencia de los objetos» está intacto, es decir, tu bebé ya sabe que los objetos existen aunque no puedan verlos.

Actividades al aire libre:

  • Extiende una manta en el césped o en un parque y haz un picnic.
  • A estas alturas, tu bebé ya come diversos alimentos sólidos, así que puedes llevar algunos de los que más le gustan y un montón de libros para leerlos juntos al aire libre.
  • Recoge algunos objetos que tengas a mano en la naturaleza (una roca suave, una piña, una flor) y cúbrelos con un paño. Dile a tu pequeño: ¿Dónde están?» Observa cómo se divierte al tirar del paño y descubrir el tesoro que esconde. Nuestras Toallitas Johnson’s® baby suavidad en cada paso son perfectas para limpiar rápidamente a tu pequeño cuando está explorando al aire libre.
  • Haz burbujas para que las sople: es una actividad clásica, pero nunca falla para divertir a los bebés.

Cuando salgáis al aire libre, asegúrate de que tanto tu bebé como tú estáis bien protegidos del sol. Asegúrate de evitar el sol durante las horas más calurosas del día, llevar ropa protectora utilizar el protector solar que tu pediatra te recomiende.

Volver Arriba